Meditacion de un minuto


En cualquier circunstancia en que necesites aclarar tu mente, calmar la agitación,  te proponemos una sencilla meditación.

El objetivo es desconectar de las preocupaciones, conectar con nuestra respiración que siempre está disponible y siempre nos acompaña y limpiar nuestros canales de energía sútil.

Puedes hacer esta sencilla meditación en cualquier momento y en cualquier lugar. Es ideal poder preparar el ambiente con inciensos, luces tenues y cualquier otro elemento que te haga sentir bien pero no es imprescindible. Las meditaciones guiadas por grandes gurús en lugares públicos se llevan a cabo entre el trasiego de la gente, el lloro de los niños o los mugidos de las vacas en India sin mayor problema. El momento es ahora!

 

En una posición cómoda, entorna o cierra los ojos y realiza varias respiraciones suaves por la nariz.  Empieza con 3 de cada:

  • Visualiza como entra aire blanco y fresco por el agujero derecho, llega hasta el abdomen y vuelve a salir, ahora caliente, por el izquierdo llevándose todo lo que te sobra en forma de humo gris que se disipa.
  • Visualiza lo mismo pero ahora entrando por el agujero izquierdo como luz blanca y fresca y saliendo por el derecho como humo gris que arrastra todo lo que te sobra.
  • Finalmente visualiza como entra aire blanco y fresco por los dos agujeros a la vez, llega al abdomen y recoge todo aquello que te sobra que sale por los dos agujeros de la nariz en forma de humo gris y se disipa en la lejanía.

 Si te apetece puedes alargar todas las series que desees y/o aplicar aceites esenciales en la palma de la mano para potenciar el efecto reconectante y relajante.  

 Esperamos que te resulte de utilidad y siéntete libre de compartirla con quien creas que le puede resultar de utilidad en beneficio de todos los seres.